¿Quién está detrás de Kaizen Embodiment?

Detrás del proyecto Kaizen Embodiment se encuentran dos personas con perfiles diferentes pero a su vez complementarios: Isabel Álvarez López e Iñigo de Peque Leóz.


Por un lado, Isabel Álvarez es Graduada en Historia y Ciencias de la Música por la Universidad de Valladolid, Técnico Superior en Animación Social y Cultural y poseedora del Certificado en Rítmica y Pedagogía Dalcroze en Barcelona. Interesada por las perspectivas humanistas de la música, obtiene el título de Máster en Musicoterapia por la Universidad Pontificia de Salamanca.


Su instrumento principal es el clarinete y forma parte del dúo Iberia XIX, con el que participó en el Festival “Musikaste 2017” (Errentería) o en el ciclo “Gipuzkoako Organoak Plazara 2019” (Musikene). Su trabajo de fin de carrera: “Las técnicas extendidas en el clarinete del repertorio español (1970-1990): estudio analítico comparativo” le llevaron a interesarse también por la flauta travesera y el saxofón. Ha cursado hasta 4º Grado Profesional en Canto en el conservatorio de Valladolid e interesada por otros tipos de técnicas vocales ha recibido clases de las cantantes Celia Mur o Mariona Castillo. Ha realizado diversos cursos de dirección coral con profesores como Martin Schmidt, Maite Oca o David Azurza. En estos cursos conoció el Método Cost-Art de la mano de Maria Belizan Chiesa y fue en ese momento que empezó a comprender la gran importancia de trabajar el cuerpo y la mente dentro de cualquier arte.


Es una persona que está en continua formación y ha realizado más de 37 cursos en diferentes especialidades relacionadas con sus titulaciones. Ha complementado sus estudios de Técnico de Animación Sociocultural obteniendo el título de monitor de ocio y tiempo libre y realizando cursos especializados en «Diseño y gestión de proyectos culturales», «Animación Juvenil con Tercera Edad», «Animación en Centros Escolares: Educación Secundaria», «Educación Positiva: Aulas Felices y Comunicación Eficaz», «Habilidades Sociales y de Comunicación», «Juegos de Interior», «Técnicas de Trabajo en Equipo». Así mismo ha trabajado como animadora sociocultural en un ayuntamiento de la provincia de Valladolid en el año 2002 y en diferentes centros cívicos de la capital vallisoletana con público infantil, juvenil y con personas mayores en centros de día de Arévalo, Madrigal y Dueñas, en años posteriores.


También ha asistido a diversos cursos de interpretación tanto de clarinete como de canto o pedagogía musical (Willems, Suzuki, Music Mind Games, Dalcroze, entre otros). Su interés por realizar un trabajo vivencial que uniese el cuerpo y la mente le hizo certificarse en el método Dalcroze y viajar a Ginebra para ver de primera mano cómo trabajaban allí. Durante parte de su formación en Barcelona escuchó hablar del trabajo que realizó Joan Llongueres a través de la música con personas con ceguera lo que le llevó a cursar el Máster de Músicoterapia y desarrollar un programa con personas ciegas adultas durante un curso escolar. Posteriormente, su “Programa de innovación psicomotriz y emocional a través de la musicoterapia dirigido a personas adultas con deficiencia visual y ceguera” ha sido publicado en la revista de investigación en musicoterapia de la Universidad Autónoma de Madrid con los resultados de la investigación realizada. Dentro del programa con adultos tuvo la oportunidad de trabajar también con público infantil con ceguera, lo que le llevó a ampliar su formación a través de cursos como: “Terapia ocupacional basada en la teoría de la integración sensorial”, “Acompañamiento activo en el proceso de desarrollo socioemocional en la adolescencia” y asistiendo a diferentes jornadas y cursos, internacionales y nacionales de Música y Neurología.


Así mismo, es miembro del colectivo artístico Entretubos Proyect, con el que obtuvo una residencia artística en el LAVA (Laboratorio de las Artes, Valladolid- 2017) y una exposición, con el resultado de la investigación artística, en 2019 en La Casa de las Artes (Laguna de Duero).


Lleva 20 años trabajando en lo que le apasiona: la música y las personas. Anteriormente ha desarrollado su labor en diferentes escuelas de música, centros de mayores y colegios de la capital Vallisoletana como ampliación curricular. Allí pasó por todos los cursos trabajando con una metodología que se adapta a cada persona. En 2018 fue invitada para hacer una ponencia y taller sobre las Perspectivas musicales de la arteterapia: música, movimiento y creatividad en la Jornada del Máster Interuniversitario de Arteterapia y Educación Artística para la Inclusión Social (Facultad de Educación y Trabajo Social de Valladolid).


Por otro lado, Iñigo de Peque es Nacido en Bilbao. Obtiene el título de organista en el Conservatorio Superior del País Vasco “Musikene”, con los profesores Esteban Landart, Loreto F. Imaz y Loïc Mallié. Es además licenciado en Historia y Ciencias de la Música, Máster en Música Hispana y Doctor en musicología por la Universidad de Valladolid, con una tesis en torno a Nicolás Ledesma, dirigida por María Antonia Virgili y Juan Peruarena Arregi, amparada por una beca del programa PRE-DOC del Gobierno Vasco.


En su faceta de organista ha ofrecido conciertos en la Catedral de Bilbao, iglesia de San Antón de Bilbao, el Museo Nacional de Escultura (Valladolid, 2015 y 2018), el ciclo de Jóvenes Intérpretes del Hospital de los Venerables (Sevilla, 2014) emitido por Radio Nacional Clásica, festival Musikaste 2017 (Rentería), ciclo Gipuzkoako Organoak Plazara (2017 y 2019), iglesia de San Agustín (Valladolid, 2019), Conciertos de Órgano en Valladolid organizados por la asociación Manuel Marín (2019), ciclo Música en la Catedra de Astorga (2021), festival UOJE (2021) o festival Música para Órgano en Navarra (2021). Ha sido además finalista del “II Concurso Nacional de Órgano Francisco Salinas” (2020).


Como musicólogo, ha participado en distintas jornadas y congresos, y ha publicado artículos de investigación en revistas como Musiker (Sociedad de Estudios Vascos), acerca de la obra para tecla de Nicolás Ledesma, Revista de Musicología (SEdeM), con un estudio sobre documentación inédita en torno a los órganos de Bilbao en el siglo XIX, o Nassarre, donde analizó las conexiones del repertorio de Nicolás Ledesma con el periodo renacentista y barroco; cabe mencionar que su Trabajo de Fin de Estudios “Técnica interpretativa del órgano en la España del siglo XIX: una aproximación a la tratadística” realizado en Musikene fue galardonado con el “I premio Musikene-Orfeón Donostiarra”. Especializado en la música para órgano ibérica del siglo XIX, en febrero de 2019 organizó las “I Jornadas de música española para órgano en el siglo XIX” en colaboración con la Universidad de Valladolid y la Fundación Municipal de Cultura de la misma ciudad. Además, en el año 2020 recibió el “XIX Premio Orfeón Donostiarra / Euskal Herriko Unibertsitatea” por su tesis doctoral. Ésta última ha sido publicada recientemente por la EHU, en colabración con ERESBIL (Archivo Vasco de la Música) y Musikene.


Ha sido profesor asociado de musicología en la Universidad de Valladolid durante cuatro años y miembro del Grupo de Investigación Reconocido “MAEP”. En la actualidad es el archivero musical de la Orquesta Sinfónica de Bilbao, integrante del Dúo «Iberia XIX» y de Entretubos Proyect, grupo con el que desarrolló una residencia artística en el LAVA (Laboratorio de las Artes de Valladolid), titulada “Openmind”, cuyo resultado fue expuesto en la Casa de las Artes de Laguna de Duero. Es además organista en la parroquia de San Antón de Bilbao y auxiliar de la Catedral de Santiago de la misma ciudad.